Hombre Alzhimer

Mejorando la calidad de vida de las personas en Espacio 8

Esta es la historia real de un hombre de 70 años de edad que acudió a Espacio 8 con la esperanza de mejorar su estado de salud físico y mental.

Hace cosa de tres años, Pedro, empezó a notar pérdidas de memoria ligeras, ansiedad al realizar tareas simples, lentitud en los movimientos y rigidez entre otros síntomas. Por lo que su familia decidió llevarlo a un especialista para que le realizaría un diagnóstico.

El diagnostico fue demencia con cuerpos de Lewy.

Después de la enfermedad de Alzheimer, la demencia por cuerpos de Lewy es la segunda causa más frecuente de demencia degenerativa.

Se caracteriza por el depósito cerebral anómalo de proteína alfa-sinucleína, que forma agregados conocidos como cuerpos de Lewy.

Los pacientes con demencia por cuerpos de Lewy pueden presentar: Alucinaciones visuales, desorientación, pérdidas de memoria sobre hechos recientes, alteraciones en el sueño y síntomas parkinsonianos.

A medida que pasaba el tiempo, Pedro,  iba empeorando, a nivel físico y cognitivo. Hasta el punto de no poder renovar su carnet de conducir ni acordarse de la medicación que tenía que tomar.

Cuando acudió por primera vez a la consulta de Espacio 8 se encontraba desorientado, excitado, nervioso, con dificultad para expresarse y presentaba rigidez muscular de cuello y piernas.

Pedro era consciente de que no estaba bien, y también de que quería poner remedio a esa situación.

Había perdido autonomía, sus olvidos cada vez eran más frecuentes y desesperantes, tanto para él como para sus seres queridos, y a su vez notaba un hormigueo en las piernas constante por lo que no podía permanecer sentado mucho tiempo.

Todo ello conllevaba:

·        Agitación constante

·        Desesperación por parte de él y de sus familiares

·        Intranquilidad

·        Falta de autonomía

·        Baja de autoestima

·        Falta de descanso por las noches

Desde espacio 8 se valoró la situación de forma integral desde el servicio de medicina general, fisioterapia y osteopatía, y deterioros cognitivos y demencias. En el centro estudiamos la situación de cada paciente personalizando su atención y apoyo de acuerdo con sus necesidades.

Ya han pasado dos meses desde que Pedro acudió a Espacio 8.

A nivel médico se encuentra estable debido a llevar la medicación adecuada y actualizada a su situación actual.

Físicamente acude a sesiones de fisioterapia 2 veces a la semana y en ellas se trabaja el equilibrio, potenciación de miembros inferiores y trabajo postural en extensión. En cuanto a permanecer sentado, ahora puede estar durante más tiempo y el trabajo postural ha mejorado.

A nivel cognitivo se realizó un estudio de las funciones cognitivas para valorar cuales teníamos que reforzar. Se establecieron sesiones de estimulación personalizadas tres veces por semana, reduciéndose al mes siguiente por dos sesiones a la semana debido a la mejoría del paciente.

En estos dos meses hemos reforzado y mantenido sus capacidades y habilidades cognitivas, así como mejorar la comunicación y expresión de sus sentimientos, aumentado su autoestima y seguridad en sí mismo.

La demencia que sufre Pedro, al igual que muchos otros tiempos de demencias, no tiene cura en la actualidad. No obstante, desde Espacio 8 trabajamos para mejorar la calidad de vida de la persona y la de sus familiares.

Es muy importante la valoración por parte de un profesional para orientar correctamente el diagnóstico y evitar tratamientos que puedan empeorar los síntomas.

 

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp